jueves, 25 de abril de 2013

FIESTAS DE LA SANTÍSIMA Y VERA CRUZ DE CARAVACA



Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca del 1 al 5 de mayo. Declaradas de Interés Turístico Internacional. Estas son las fiestas grandes de Caravaca de la Cruz. Fiestas en las que miles de caravaqueños y visitantes salen a las calles a festejar la pasión de un pueblo por su patrona y a llenar el ambiente de colorido y alegría.




                                             HISTORIA Y ORÍGENES

Según la tradición histórica local, la presencia de la Cruz en la fortaleza caravaqueña data del año 1231, como fecha más probable. Eran los tiempos de los reinados de Fernando III El Santo, rey de Castilla y León.
La tradición histórica local nos habla sobre el origen de la Reliquia en el castillo-alcázar de Caravaca, narrando los pormenores de la misteriosa aparición del “lignum crucis” oriental, en la fecha del 3 de mayo de 1231. Es, pues, en pleno territorio y dominación musulmana, cuando se narra el hecho que podemos sintetizar así: el territorio caravaqueño había sido conquistado por el sayid almohade de Valencia, Abu-Zeit. Entre los cristianos que había prisioneros estaba el sacerdote Ginés Pérez de Chirinos. El sayid interrogó a los cautivos sobre sus respectivos oficios. El sacerdote contestó que el suyo era decir Misa, suscitando la curiosidad e interés del musulmán, el cual dispuso lo necesario para presenciar dicho acto litúrgico. Empezó a celebrarse la liturgia en el salón principal del Alcázar. Al poco el sacerdote se detuvo y dijo que no podía continuar por faltar en el altar el símbolo de un crucificado, sin el cual no se podía oficiar. Y fue al momento cuando, por la ventana del salón, dos ángeles transportaron un “lignum crucis” que depositaron en el altar, y así se pudo continuar la Misa. Ante la maravillosa aparición, el sayid y toda la corte se bautizaron. Después se comprobó que la cruz pertenecía al patriarca del Jerusalén.






FIESTAS DEL 30 DE ABRIL AL 5 MAYO

DÍA 30 DE ABRIL

La Noche de las Migas es, por así decirlo, el inicio oficioso de las Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz. A diferencia de los otros capítulos de la Fiesta, éste no está basado en tradiciones históricas ni religiosas, sino en la más castiza costumbre gastronómica del Noroeste, siendo el exponente máximo las migas de harina con tropezones.

En ésta noche, el protagonismo está repartido entre las coloridas peñas migueras que hacen hervir las calles con charangas y cantos y el Certamen de Migas del Noroeste, celebrado en la histórica Plaza del Hoyo de Caravaca y calles anexas, en el que las diferentes peñas compiten por elaborar las mejores migas de harina, cocinadas in situ con toda la ciencia y paciencia que requieren, y juzgadas por una comisión designada para ello. El resto de la noche, charangas, batucadas, actuaciones en directo en el Hoyo, donde confluye el grueso de la fiesta, y algarabía general en la jornada más díscola de las celebraciones.      


La Noche de las Migas   La Noche de las Migas


DÍA 1 DE MAYO

OFRENDA DE FLORES

Comienzan las fiestas de mayo en Caravaca. Caravaca se despierta con alegría, con luz y color, el colorido de las flores del mes de mayo, mes primaveral por excelencia. Este acto, que se introdujo en el año 1976, se relaciona íntimamente con la bendición de las flores y el vino que se llevará a cabo en la mañana del día dos. 

Miles de fieles suben a la Basílica Santuario el día uno de mayo para ofrecer a la Santísima Cruz su adoración a través de las flores. Es normal ver a los fieles ataviados con el tradicional traje de huertano.


 Las flores se colocan formando una gran cruz de doble brazo y que quedarán en el interior del Santuario para ser bendecidas el mediodía del dos de mayo. 

En la Ofrenda de flores la Cruz sale afuera para presidir la misa y recibir las flores de los fieles. A continuación el capellán del Santuario oficia la primera eucaristía de las fiestas como parte de los actos religiosos de gran importancia que tienen lugar durante estos cinco días. Las fiestas han comenzado y ya estamos totalmente inmersos en la alegría.      



Ofrenda de flores del día 1

CABALLO A PELO

Se trata de la primera en la que se muestran a los caballos de las diferentes peñas en su totalidad. En éste día  el animal se muestra en su estado más natural y salvaje, con el cabello al viento, pero aseado, con el pelaje brillante y adornado con trenzas, crin alisada o cualquier otro peinado que su peña con esmero le elabore.       

Comienza por la tarde con un pasacalles en la Gran Vía de Caravaca en el que las peñas caballistas desfilan portando a sus caballos y yeguas, mostrándolos al gran público en todo su esplendor y majestuosidad.



   

En el recorrido se hace una pequeña prueba de la Carrera que tendrá lugar al día siguiente en la cuesta del Castillo. Éste ensayo tiene lugar en la calle Gregorio Javier.




El pasacalles conduce a la Plaza del Hoyo, donde los caballos se someten al escrutinio de los jueces del Bando de los Caballos del Vino, los cuales nombran a los caballos que mejor lucen, los más destacables, y les entregan los trofeos a las Peñas ganadoras.




ROMANCERO SANJUANISTA

En un escenario, músicos ataviados al estilo de los juglares medievales y un cantor se encargan de recitar musicalmente y en verso con ácida e irónica expresión, las anécdotas y acontecimientos de corte local que se han dado en la ciudad en el transcurso del año desde el anterior Romancero. Éste se edita en papel, con ilustraciones acompañando cada estrofa, y se reparte entre los asistentes a cambio de “la voluntad”.





ENTRADA DE BANDAS

Cientos de caravaqueños y visitantes se dan cita en una de las principales plazas del pueblo para escuchar como, una tras otra, van entrando triunfalmente las bandas de las distintas kábilas moras y grupos cristianos. Interpretando magníficamente sus marchas y dejando que la música envuelva el ambiente. Es la bienvenida a las fiestas por parte de los otros dos bandos.

Al final, cuando todos los grupos han entrado en la plaza y se encuentra a rebosar, la banda de música de Caravaca de la Cruz comienza a tocar los compases del himno de la ciudad. ¡Despertad Caravaqueños! 






EXPOSICIÓN DE MANTOS

Tras haber visto los caballos a pelo en la Plaza del Hoyo, el día 1 de mayo podemos ver otro de los elementos que se utilizan en los caballos del vino el día 2: el manto. El manto lo componen las distintas piezas que sirven para vestir al caballo lujosamente bordadas con seda e hilo de plata y oro. Son verdaderas obras de arte que durante esta noche tenemos ocasión de observar detenidamente, ya que el frenesí y la fiesta del día siguiente, por lo general, impiden ver los detalles de estas obras.    



   


DÍA 2 DE MAYO

El día dos de mayo es el día grande de los Caballos del Vino en Caravaca. Un día en que la ciudad se viste de blanco, rojo y oro. Los colores de los caballistas y los bordados de los mantos. La ciudad se llena de alegría, fiesta y hermosos animales vestidos con no menos bellos ropajes. Un espectáculo digno de ver y único en el mundo entero.

La mañana del 2 de mayo es una mañana muy activa. Se dice que los caballistas comienzan a las 4 de la madrugada su actividad, incluso antes. Con las calles aún en calma y la mayoría de caravaqueños descansando para el gran día que se avecina, los caballistas se encierran en bajos o cocheras con un reducido número de personas para realizar el ritual de vestir al caballo. Suelen ser rituales íntimos y a los que solo se puede acceder si se conoce a las personas adecuadas. Es todo un honor ver como visten a un caballo.

A las siete de la mañana, con el repique de campanas y la fuerte tronería, Caravaca despierta. Comienza el gran día de los Caballos del Vino, llega repleto de actos: los caballos ya están en la calle.

El día dos de mayo los actos se suceden uno tras otro, incluso algunos se solapan, aquí tienes una detallada explicación de cada uno de ellos:


MISA DE APARICIÓN

El primer acto de la mañana es la misa de aparición. Realizada al aire libre y en un entorno peculiar: el bañadero o el Templete, como se conoce comunmente a este monumento. Las peñas caballistas y representantes de los tres bandos acuden a la misa para asistir a lo que será la conmemoración de la aparición de la Cruz en Caravaca.


La gente se agolpa alrededor del Templete para oír la misa y ver como desciende la Cruz portada con ángeles como sucediera en el año 1231 según cuenta la leyenda




PASACALLES

Los caballos del vino junto con sus peñas recorren las calles de la ciudad. Las peñas ataviadas con sus vestimentas: pantalón negro o blanco, camisa blanca, faja y pañuelo. Van bailando y cantando al ritmo de las charangas y batucadas.

No solo los caballos salen a la calle el 2 de mayo. También las kábilas moras, así como los grupos cristianos, desfilan esta mañana por Caravaca. Es día de alegría y mucho colorido, al que aportan su granito los moros y cristianos, con sus trajes y sus pasodobles. Los tres bandos unidos: caballistas, moros y cristianos desfilan a media mañana con los ojos puestos en el Castillo, pues hacia allí se dirigen sus pasos.    
   


   

   


LA CARRERA

El evento de los Caballos del Vino, descritas por Dº Pedro Ballester, Capellán del Santuario de la Vera Cruz, como “Insólito y pasional”, cobra todo su significado y sentido en uno de los actos centrales de las Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz: la Carrera de la Cuesta del Santuario, conocida popularmente como “La Cuesta del Castillo” o simplemente “La Cuesta”..

Concebida desde el principio como una contrarreloj en la que compiten los diferentes animales de las peñas caballistas, sus orígenes legendarios se remontan a la Edad Media, cuando los cristianos templarios rompieron el cerco musulmán bajo el que se encontraba el Alcázar, a la carrera con la fuerza de sus caballos, para llevar pellejos de vino a los prisioneros que allá arriba padecían cautiverio.

Tanto en el pasado como en el presente, la Carrera es uno de los acontecimientos más esperados y multitudinarios de las Fiestas de Caravaca. La contrarreloj con la que se prueban los caballos determina cuál de ellos es el más rápido en ascender la cuesta; pero no todo se basa en la velocidad del animal. Las reglas de la carrera exigen que el caballo llegue a meta con sus 4 caballistas asidos a los flancos, so pena de ser descalificado.



La Carrera en la cuesta  La Carrera en la cuesta





BENDICIÓN DE LAS FLORES Y EL VINO

La Carrera ha dado comienzo y la bandeja de flores ha llegado a la fortaleza. Estos dos actos se solapan en el tiempo, aunque es posible seguir primero la bendición y posteriormente parte de la carrera. Este es un ritual antiguo y de gran importancia. El alcalde de Caravaca, en nombre de la ciudad, ofrenda la bandeja a la Cruz presente en el interior de la Basílica Santuario. Entonces el capellán bendice el vino dispuesto sobre la mesa y sumergiendo la Cruz tres veces, con el goteo rocía las flores. Quedan benditos el vino, subido por el caballo hist

Las flores retornan bendecidas al pueblo, pues los asistentes las recogen con el símbolo bendito de su Cruz.
órico, y las flores ofrecidas por el pueblo de Caravaca, así como todas las flores del día 1 de mayo.


   


ENTREGA DE PREMIOS

La carrera ha terminado, la potencia de caballo y caballista se ha relajado, la explanada del Castillo se convierte en un hervidero de gente esperando la entrega de los premios: el culmen de este día caballista. Autoridades del Ayuntamiento, Cofradía y Bando de los Caballos del Vino, así como las Amazonas son los encargados de dar a conocer los 10 mejor clasificados en carrera (aunque todo el mundo ya sabe qué caballo ha sido el más rápido) y la clasificación según el manto: el premio al enjaezamiento, el bordado, el trabajo de todo un año.      




DÍA 3 DE MAYO

DESFILE INFANTIL

La fiesta en Caravaca tiene su parte con los más pequeños en varios momentos y la mañana del 3 de mayo es uno de ellos. Se celebra en la Gran Vía, la gran arteria de la ciudad, el desfile infantil. Un acto no tan antiguo como el resto de tradiciones pero que pretende dar protagonismo a la cantera que un día será la representación adulta de la fiesta. En el desfile participan los tres Bandos: moros y cristianos desfilando y caballos del vino.

   




EL PARLAMENTO

Las tropas se posicionan en torno a sus soberanos, guardando las distancias y observando, con mirada cauta y recelosa, al adversario de enfrente. Junto a la Capilla del Baño, llamada por el vulgo “Templete”, y bajo la esplendorosa luz de la Santa Reliquia de la Cruz de Caravaca, el monarca cristiano Fernando III se encara con el reyezuelo musulmán Abu-Ceyt; ambos dispuestos en su montura, con sus fieles consortes a la diestra y cientos de hombres dispuestos a derramar su sangre por ellos. El Rey cristiano inspira, se encomienda silenciosamente a la Cruz y se dirige a Abu-Ceyt:

“Cita te dí, y a la cita acudiste presuroso…”


   



BAÑO DE LA CRUZ

Es el ritual más antiguo de todos cuantos se realizan en las Fiestas de Mayo, con una antiguedad de más de 600 años y el que dio origen a las actuales fiestas. Acto central de todos los actos y probablemente el más multitudinario. Comienza con la bajada del Carro de la Cruz que, antes del parlamento y la batalla quedó en lo alto de la Cuesta de la Cruz, observadora del pueblo de Caravaca.

A su llegada al Templete, la Cruz es  introducida en el monumento, donde es sumergida en las aguas en cada uno de los cinco arcos que componen el bañadero. Bendiciendo así todas las aguas de la ciudad. El gentío se agolpa para recoger un poco de este agua bendita o simplemente lavar sus manos.   

  


Baño de la Cruz

DESFILE

La Reliquia vuelve en procesión a la Parroquia del Salvador, donde estará hasta el 5 de mayo. Esta vez la Santísima Cruz procesiona en primer lugar custodiada siempre por la Compañía de Armaos. A continuación desfilan los bandos moro y cristiano, acompañando por las principales calles de la ciudad a la Cruz: Corredera, Maruja Garrido y Gran Vía, para volver por la Plaza del Arco a la Parroquia.    


Desfile procesional por la noche   


DÍA 4

CRUZ DE IMPEDIDOS

La mañana del día 4 de mayo, como la del día 5, está dedicada a la visita de la Cruz a todos los impedidos de la ciudad. Este es un acto puramente religioso, íntimamente relacionado con la Cruz de Caravaca y su pueblo. La Cruz, custodiada por la guardia de los Armaos, bajo palio y seguida por un cortejo de fieles y miembros de la Cofradía visita todos los rincones de la ciudad y llega allí donde reposan enfermos o impedidos.
 
               


GRAN DESFILE

El Gran Desfile del día 4 de Mayo. Tal evento tiene lugar en la Gran Vía de Caravaca, y es el desfile más importante y por tanto más cuidado de todas las Fiestas. En él participan todos los grupos festeros de Moros y Cristianos de Caravaca de la Cruz, los cuales salen en formación, precedidos de sus abanderados y seguidos por sus bandas de música, para desfilar marcando sus característicos pasos y espectaculares danzas y llenando de color e Historia la Gran Vía Caravaqueña. Es el desfile más popular y el que mas asistencia de público registra; también es el más prolongado, con aproximadamente 4 horas de duración. En el desfile participan, por supuesto, los Reyes Cristianos y los Sultanes Moros de ambos bandos. Aparecen ataviados con sus mejores galas y montando a caballo, devolviendo con sonrisas y reverencias el cariño y los aplausos que el público asistente les brinda.      






DÍA 5

En la tarde del 5 de mayo algunos fieles aún aprovechan para adorar a la Sagrada Reliquia en la Parroquia del Salvador. Cuando cae el sol, con los últimos compases de la tarde, la Cruz de Caravaca sale a las calles de la ciudad para despedirse hasta el próximo año, vuelve a la Basílica Santuario. Es la procesión de subida, acto final de la fiesta que marca el punto y aparte en la historia caravaqueña otro año más.
Una vez en el Santuario, la Cruz bendice los cuatro puntos cardinales desde las altas almenas de la que otrora fuera fortaleza. Los campos quedan bendecidos en paz, las gentes de Caravaca descansan, la fiesta toca a su fin y el único trajín que esa noche se oirá en la ciudad será el de los fuegos artificiales que marcan el final. Desde entonces, Caravaca ya se prepara para las fiestas del siguiente año.      




No hay comentarios:

Publicar un comentario